La experiencia de Javier Gargallo Miguel (CEPA CASA DE LA CULTURA)

En primer lugar, la sensación que tuve al despegar en avión desde el aeropuerto de Madrid (BARAJAS) fue muy emocionante, ya que fue la primera vez que monte en un avión.

Al llegar a Roma me sentí muy lejos de mi hogar, amigos, familia… Pero a la vez me sentía muy bien por el hecho de poder visitar otro país, ciudad, otras costumbres, otras comidas, y sobre todo por poder ver de cerca el coliseo romano.

Cuando llegué a Vasto por noche, lo único que no podía parar de mirar era el mar y la playa.

Nos asignaron unos apartamentos que estaban en el borde del paseo marítimo, cada vez que salías de tu casa y veías el mar tan cerca era espectacular.

Por las noches había muy buen ambiente.

Muchas noches solíamos salir un rato a tomar algo o al paseo marítimo ya que se estaba muy tranquilo y hacía muy buen tiempo.

La experiencia laboral en las prácticas fue bastante buena, mis jefes eran muy majos y agradables conmigo, lo único malo era la forma con la que me tenía que comunicar con ellos ya que ninguno comprendíamos muy bien el idioma del otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s